EI movimiento del Sufismo está muy extendido en muchas partes del mundo islámico. Surgió poco después del crecimiento del islam y enfatiza el aspecto interno y espiritual de la fe musulmana. Los Sufíes buscan una conexión divina, a veces a través de la abnegación o formas eufóricas de meditación, como hablar o bailar para quedar en trance. Un ejemplo de esto lo hacen los Mevleví, Derviches Turcos, durante su danza giratoria. Cada Sufí es miembro de una orden establecida alrededor de un gran maestro que es descendiente del profeta Mahoma y tiene un gran poder sobre cada miembro.

Estas órdenes no solo influencian a sus miembros, sino que influyen a toda la sociedad de la que forman parte. En Turquía, por ejemplo, la fe y la práctica de casi todos los musulmanes, se asume está formada por ideas Sufíes. El Sufismo está prohibido en algunos países por ser políticamente activo, pero existen y prosperan en todo el mundo musulmán. En Turquía, el orden Sufí Naqshbandi es muy prominente y ha influido en varios líderes políticos clave. La meta final de un Sufí es emprender un viaje para liberarse de las cosas de este mundo para enfocarse en el amor de Dios. Bajo la guía del maestro, un Sufí comienza con la ley (sharia) que incluye los cinco pilares del Islam. El fin de este viaje es el conocimiento perfecto y una «visión de Dios».